lactancia materna

Lactancia Materna

La lactancia materna es una habilidad a la que hay que dedicarle tiempo. Muchas madres se preguntan si su bebé se alimenta bien y si toma lo suficiente, sobre todo en los primeros días. Pero una vez que la domines, probablemente descubrirás que es la forma más fácil y satisfactoria de alimentar a tu bebé.

Además de que la leche materna está hecha a la medida de tu bebé, contiene vitaminas y minerales y está siempre disponible, también ofrece protección contra ciertas infecciones y ayuda a mejorar la salud de tu bebé a largo plazo. La lactancia materna reduce el riesgo de SMSL, la diabetes infantil y la leucemia.

Estamos aquí para ofrecerte mucha información y consejos útiles sobre la lactancia materna. Si te preocupa la lactancia materna, lo mejor es que hables con tu matrona o con tu visitador médico.

¿Cómo empezar con la lactancia materna?

La lactancia materna requiere práctica. Se necesita tiempo para descubrir qué posiciones son las mejores: pruébalas todas para ver cuál es la mejor.

Dar el pecho a mi bebe

El enganche es la forma en que el bebé se acopla al pecho para alimentarse. Mucha gente cree que es algo natural, pero en realidad es una habilidad que tú y tu bebé debéis aprender juntos. Un buen agarre también ayuda a evitar que los pezones se agrieten o se irriten, por lo que es importante hacerlo bien.

Si es posible, intenta alimentar a tu bebé cuando ambos estéis relajados y cómodos. Tu bebé te hará saber que tiene hambre haciendo cosas como

  • chuparse los puños
  • lamiéndose los labios
  • retorciéndose y abriendo la boca, como si buscara el pecho.

Anima a tu bebé a alimentarse completamente de cada pecho, esto le ayudará a obtener la leche más grasa que viene hacia el final de la toma.

pautas lactancia materna

Guía paso a paso para la lactancia materna

Esta guía te muestra cómo enganchar a tu bebé al pecho:

  1. Mantén todo el cuerpo de tu bebé cerca con su nariz a la altura de tu pezón.
  2. Deja que la cabeza del bebé se incline un poco hacia atrás para que su labio superior pueda rozar el pezón. Esto debería ayudar a tu bebé a hacer una boca ancha y abierta.
  3. Cuando la boca de tu bebé se abra bien, su barbilla debe poder tocar primero tu pecho, con la cabeza inclinada hacia atrás para que su lengua pueda alcanzar todo el pecho posible.
  4. Con la barbilla del bebé tocando firmemente tu pecho y la nariz despejada, su boca debe estar bien abierta. Deberá ver mucho más de la piel oscura del pezón por encima del labio superior de su bebé que por debajo de su labio inferior. Las mejillas del bebé se verán llenas y redondeadas mientras se alimenta.

Frecuencia de las tomas

Tu recién nacido querrá mamar con frecuencia a lo largo del día y de la noche. Puede parecer que le alimentas todo el tiempo, pero es totalmente normal. A medida que mejore (y sea más eficiente) en la alimentación, necesitará hacerlo con menos frecuencia. Deja que tu bebé te guíe en cuanto a la frecuencia y la duración de su alimentación.

No te preocupes por alimentar a tu bebé con demasiada frecuencia: es imposible amamantarlo demasiado. Los recién nacidos suelen tomar el pecho al menos 8 veces al día (24 horas) durante las primeras semanas. Y es posible que tu bebé quiera alimentarse más y durante más tiempo por la noche, porque es cuando produces más prolactina (la hormona que produce la leche).

Extracción de la leche materna

Extraer la leche significa sacar la leche de tus pechos para poder almacenarla y dársela a tu bebé más adelante. Puedes extraer la leche materna a mano o con un sacaleches eléctrico o manual, lo que te resulte más cómodo.

Una vez extraída la leche, puedes dársela al bebé directamente o guardarla en el frigorífico o el congelador.

¿Por qué extraer la leche materna?

Hay varias razones por las que puedes querer extraer la leche, por ejemplo

  • si tu bebé es prematuro o tiene problemas después de nacer: es posible que no puedas amamantarlo, pero él puede recibir tu leche materna extraída
  • si vas a volver al trabajo o a los estudios
  • tus pechos están incómodamente llenos
  • tu bebé no es capaz de agarrarse al pecho o de succionar bien
  • quieres aumentar tu producción de leche
  • cuando empieces a introducir los sólidos, es posible que quieras incluir algo de leche materna
  • Si no necesitas extraer la leche inmediatamente, es mejor que esperes hasta que tú y tu bebé os sintáis satisfechos y seguros con la lactancia antes de empezar a extraer leche con regularidad.

Alimentación en racimos

La alimentación en grupo suele producirse durante los primeros 3 ó 4 meses. Es cuando tu bebé quiere alimentarse con más frecuencia, a veces constantemente, durante un periodo de tiempo. Es muy normal y no hay que preocuparse por ello. T

u bebé puede querer alimentarse en grupo durante el día o la noche, o un poco de ambos. Es posible que tu bebé se alimente en grupo durante unos días cuando esté dando un estirón, pero una vez que tu oferta se ajuste a la demanda, las cosas deberían volver a la normalidad.

Lactancia materna preguntas

Preguntas frecuentes de la lactancia materna

Si tienes alguna duda sobre la lactancia materna, habla siempre con tu matrona o con tu visitador médico.

¿Puedo dar el pecho si estoy tengo implantes?

Es posible dar el pecho con implantes, pero depende del tamaño y la colocación de los implantes y del tipo de cirugía a la que se haya sometido. Si las incisiones están bajo el pliegue del pecho o a través de la axila, no debería tener ningún problema para dar el pecho.

Pero si la incisión está alrededor de la areola, puedes tener problemas, ya que existe la posibilidad de que se hayan cortado los conductos de la leche.

No hay forma de saberlo hasta que pruebes a dar el pecho. Es posible que produzcas parte de la leche que necesita tu bebé y que luego la complementes con leche de fórmula infantil.

Es conveniente que informes a tu médico de cabecera o a tu visitador médico si tienes implantes mamarios, para que puedan controlar el peso de tu bebé y asegurarse de que recibe suficiente leche.

¿Puedo beber alcohol durante la lactancia materna?

Durante la lactancia, los rastros de lo que comes y bebes pasan a la leche materna. Y aunque es más seguro no beber alcohol, es poco probable que una bebida ocasional (es decir, 1 o 2 unidades, una o dos veces por semana) perjudique a tu bebé.

Después de beber alcohol, ¿cuánto tiempo debo esperar para dar el pecho?

Por término medio, una copa de vino o cerveza tarda entre 2 y 3 horas en salir del organismo, así que es mejor esperar unas horas para dar el pecho. Evidentemente, cuanto más bebas, más tiempo tardarás. Si tu bebé tiene menos de 3 meses, tardará más en procesar el alcohol, ya que su hígado aún está en desarrollo.

Tener síntomas de COVID-19 y dar el pecho a mi bebe

El principal riesgo de alimentar a tu bebé si tienes coronavirus es el estrecho contacto entre tú y tu bebé. Debes discutir los riesgos y beneficios con tu familia y el equipo de maternidad.

Si crees que tienes coronavirus, lávate las manos durante al menos 20 segundos antes de tocar a tu bebé. Intenta evitar toser o estornudar sobre ellos mientras se alimentan. Si te sientes mal, asegúrate de no quedarte dormida con tu bebé en brazos.

Actualmente no hay pruebas de que el coronavirus pueda transmitirse en la leche materna.Los beneficios de la lactancia materna superan los riesgos relacionados con la misma cuando se tiene el coronavirus.

Toma de medicamentos durante la lactancia materna.

Si tomas medicación de forma habitual, habla con tu médico de cabecera o con tu profesional de la salud, idealmente antes de que nazca tu bebé. La mayoría de los medicamentos, incluidos los de la depresión postnatal, pueden tomarse durante la lactancia sin perjudicar al bebé.

Medicamentos que puede tomar durante la lactancia

  • La mayoría de los antibióticos.
  • Paracetamol e ibuprofeno, pero no aspirina.
  • Inhaladores para el asma.
  • Vitaminas a la dosis recomendada. Si estás amamantando, es bueno que tomes un suplemento diario que contenga vitamina D (10mcg). Compruebe si puede acogerse al programa Healthy Start: es posible que pueda obtener suplementos vitamínicos gratuitos (sin receta).
  • Algunos remedios para el resfriado, pero no todos (consúltalo con tu médico de cabecera, visitador médico o farmacéutico).
  • Anestesia local, vacunas (incluidas las de la triple vírica, el tétanos, la tos ferina y la gripe) y la mayoría de las operaciones.

Volver al trabajo durante la lactancia materna

Si te reincorporas al trabajo tras la baja por maternidad, te preguntarás si puedes seguir dando el pecho a tu bebé. La respuesta es sí, es completamente posible y muchas mujeres lo hacen.

Facilitar al máximo la lactancia materna en el trabajo

Busca una guardería cerca del trabajo
Si tienes la suerte de poder tener a tu bebé cerca durante el día, puedes darle el pecho en tus descansos.

Negociar un horario de trabajo flexible
Comprueba si existe la posibilidad de trabajar de forma flexible. Esto puede incluir trabajar a tiempo parcial, trabajar desde casa, dividir la semana laboral, tener jornadas más cortas o trabajar menos días pero más largos.

Experimenta con la lactancia parcial
Se trata de dar el pecho mientras estás en casa y extraer la leche mientras estás en el trabajo para que tu bebé pueda tomar tu leche materna al día siguiente, aunque esté lejos de ti.

Decidas lo que decidas, puede valer la pena hacer una prueba antes de volver al trabajo, para ver si la nueva pauta de lactancia funciona para ti y para tu bebé. Si no funciona, tendrás tiempo de sobra para probar algo diferente.

Habla con otras madres sobre cómo han gestionado la lactancia y la vuelta al trabajo; puedes hacerlo por Internet en foros como mumsnet. Hablar con otras madres que han pasado por lo mismo te será muy útil.

Lactancia Materna

Post relacionados

Nutrición de la madre lactante.

Nutrición de la madre lactante.

Muchas madres no están seguras de si se les permite comer lo mismo que de costumbre durante la lactancia, en particular, se suele temer que

Vuelta al colegio

Consejos para la vuelta al cole

Antes de que llegue el momento de la vuelta al cole, sigue estos consejos para que tus hijos tengan un año seguro, feliz y productivo.