lactancia mixta

Lactancia mixta y alimentación mixta

La lactancia mixta consiste en combinar la lactancia materna con la alimentación con biberón (ya sea con leche materna extraída o con preparados para lactantes).

Si es posible, lo mejor es asegurarse de que tú y tu bebé os acostumbráis a la lactancia materna antes de empezar la alimentación mixta. La lactancia materna es una habilidad en la que tú y tu bebé debéis trabajar: puede llevar varias semanas sentirse feliz y seguro con ella.

Introducción a la lactancia mixta

Algunos padres deciden empezar la alimentación mixta entre las 6 y las 8 semanas después de tener al bebé, pero es diferente para cada uno. Si decides combinar la lactancia materna y el biberón desde el nacimiento, es posible que la lactancia materna sea más difícil, ya que tu cuerpo piensa que tiene que producir menos leche.

Hay varias razones para considerar la posibilidad de combinar la lactancia materna y el biberón, como por ejemplo si

  • quieres compartir la responsabilidad de la alimentación con tu pareja o con los miembros de tu familia; podrías hacerlo introduciendo una o más tomas de biberón al día
  • Si está amamantando al bebé, pero también quiere ofrecerle leche extraída o de fórmula, puede combinar la lactancia con la fórmula o el biberón si el bebé no recibe suficiente leche.
  • está dando el biberón, pero quiere empezar a dar el pecho: quiere la comodidad y los beneficios para la salud de la lactancia materna
  • vuelve al trabajo o a los estudios y necesita dar el biberón mientras está fuera – necesita introducir la alimentación con biberón a su bebé
  • puede tener problemas con la lactancia materna y necesita dar a su bebé algo de leche artificial – quiere utilizar la leche artificial durante un corto periodo de tiempo mientras se familiariza con la lactancia materna

Sean cuales sean los motivos para la lactancia mixta, si puedes, te recomendamos que des el pecho de forma exclusiva durante las 6 u 8 semanas posteriores al parto, ya que a menudo se necesita este tiempo para acostumbrarse a la lactancia. Esto te ayudará a estimular la producción de leche antes de introducir la alimentación con biberón (ya sea con fórmula o con leche materna extraída).

Hay diferentes formas de alimentación mixta:

  • combinar la lactancia materna y la leche materna extraída
  • combinar la lactancia materna y la alimentación con leche artificial
  • combinar la lactancia materna, la extracción de leche materna y la alimentación con leche artificial
  • alimentación con biberón con leche materna extraída y leche de fórmula
  • alimentación con biberón con leche materna extraída
alimentacion mixta

Cómo elegir el mejor método para ti

Hay que tener en cuenta diferentes cosas con cada método. Si mezclas la lactancia materna y el biberón, puede que tu bebé tenga dificultades con uno de los métodos, dependiendo de cómo y cuándo los introduzcas.

Extracción exclusiva

Si tu bebé no se alimenta correctamente, la extracción puede ser una buena forma de asegurarse de que obtiene los beneficios de la leche materna.

Si te extraes leche materna, es menos probable que tengas problemas de congestión (los pechos se llenan de forma incómoda) y mastitis. Sin embargo, algunas madres consideran que la extracción lleva mucho tiempo y es agotadora, y al principio puede resultar difícil cogerle el tranquillo a la extracción.

Combinar la lactancia y la extracción

Si combinas la lactancia materna con la extracción de leche en biberón, tu bebé se beneficiará de tener leche materna en cada toma. Además, podrás utilizar la leche extraída más adelante para que tu pareja o tus familiares puedan compartir las tomas. Consulta nuestra guía sobre la extracción para saber más sobre cómo conservar la leche materna extraída.

También es menos probable que tengas problemas de congestión y mastitis. Sin embargo, a algunas madres les resulta difícil extraer la leche y puede ser agotador.

Combinar la lactancia materna con la leche artificial

Si decides mezclar la alimentación con leche artificial con la lactancia materna, es posible que tu cuerpo no produzca suficiente leche, sobre todo si introduces este método demasiado rápido. Consulta los retos de la alimentación mixta para saber más.

Sin embargo, algunas madres prefieren este método porque se sienten seguras de que su bebé está comiendo lo suficiente y sigue beneficiándose de la leche materna.

Mezclar la extracción y la alimentación con leche artificial

Si decides mezclar la alimentación con biberón con leche materna extraída y con leche artificial, tu bebé se beneficiará de tener leche materna y podrás compartir la alimentación con tu pareja u otro miembro de la familia.

La extracción de leche puede llevar tiempo y esfuerzo al principio y tendrás que comprar equipos como esterilizadores, biberones y extractores (si decides no extraerla manualmente).

Sin embargo, algunas madres prefieren este método porque se sienten seguras de que su bebé está comiendo lo suficiente, a la vez que se benefician de la leche materna.

Combinar la lactancia materna, la extracción y la alimentación con leche artificial

Algunos padres optan por combinar la lactancia materna, la extracción y la alimentación con leche artificial. De este modo, el bebé se beneficia de la leche materna, tú tienes más probabilidades de producir suficiente leche porque te extraes entre las tomas y tu pareja u otro miembro de la familia puede ayudarte con las tomas cuando utilizas leche artificial.

Sin embargo, combinar los tres métodos puede resultar muy complicado, lento y agotador, y tendrás que comprar equipos como esterilizadores, biberones y sacaleches (si decides no extraer la leche manualmente).

Consejos y sugerencias para iniciar la lactancia mixta

Si has decidido combinar la lactancia materna con el biberón, aquí tienes algunos consejos y sugerencias que pueden ayudarte:

  • ir despacio: puede costar un poco que tu bebé se acostumbre al cambio de alimentación
  • introduce la primera toma de biberón cuando tu bebé esté tranquilo y no tenga hambre
  • utiliza una tetina de flujo lento para imitar el flujo de la lactancia materna
  • extrae tu leche regularmente entre las tomas de biberón para ayudar a mantener la producción de leche
  • cuando le des el biberón, intenta imitar las posturas que utilizarías al amamantar – consulta nuestra guía de posturas de amamantamiento para obtener más ayuda
  • Puede que te preocupe que tu bebé no reciba suficiente leche materna y que no alcance los objetivos que figuran en tu libreta roja (el historial médico personal de tu hijo), pero recuerda que todos los bebés crecen a su propio ritmo y que, en la mayoría de los casos, se pondrán al día.

Si te preocupa algún aspecto de la lactancia o del biberón, habla con tu médico de cabecera, tu matrona o tu visitador médico.

Retos de la alimentación mixta o lactancia mixta

Tanto si quieres introducir la alimentación con leche artificial como si quieres reanudar la lactancia materna, puede ser un reto y requerir mucho tiempo. Intenta ser paciente y dale tiempo a ti y a tu bebé para que se acostumbren al cambio de rutina.

Suministro de leche

La introducción de las tomas de biberón puede reducir la cantidad de leche materna que produces, ya que habrá intervalos más largos entre las tomas de pecho. Estos intervalos indican a tu cuerpo que necesita menos leche, especialmente durante las primeras 6 u 8 semanas de lactancia.

Sin embargo, la producción de leche materna no suele verse afectada si empiezas a dar el biberón a tu bebé cuando sea un poco mayor, si ambos os sentís cómodos con la lactancia y si le das el pecho todos los días.

Mastitis

La mastitis suele producirse cuando la leche del pecho se acumula más rápido de lo que se elimina. Esto crea una obstrucción en los conductos de la leche (lo que se conoce como «estasis de leche»).

La mastitis hace que el tejido mamario se sienta hinchado, caliente y doloroso al tacto. También puede tener manchas rojas, pero el enrojecimiento puede ser más difícil de ver en la piel marrón y negra. A veces la inflamación se convierte en una infección. La mastitis puede hacer que te sientas dolorida y decaída, con síntomas parecidos a los de la gripe o con fiebre.

El bebé no toma el biberón

Es posible que tu bebé no acepte el biberón al principio y que tarde en acostumbrarse al tacto de la tetina. Los bebés son menos propensos a aceptar algo nuevo si están cansados o tienen hambre, así que es mejor practicar en otros momentos.

Te recomendamos que visites la web de Happymami si tienes este problema.

Lactancia mixta y alimentación mixta

Post relacionados

Nutrición de la madre lactante.

Nutrición de la madre lactante.

Muchas madres no están seguras de si se les permite comer lo mismo que de costumbre durante la lactancia, en particular, se suele temer que

Vuelta al colegio

Consejos para la vuelta al cole

Antes de que llegue el momento de la vuelta al cole, sigue estos consejos para que tus hijos tengan un año seguro, feliz y productivo.