Vuelta al colegio

Consejos para la vuelta al cole

Antes de que llegue el momento de la vuelta al cole, sigue estos consejos para que tus hijos tengan un año seguro, feliz y productivo.

Haz que el primer día sea más fácil

  • Recuerde que no es necesario esperar al primer día de clase para pedir ayuda. Los colegios están abiertos a atender cualquier preocupación que puedan tener los padres o los hijos, incluidas las necesidades específicas de un niño, durante el verano.
  • El mejor momento para pedir ayuda puede ser una o dos semanas antes de la apertura de las clases.
  • Muchos niños se ponen nerviosos ante situaciones nuevas, como el cambio de colegio, de aula o de profesor. Esto puede ocurrir a cualquier edad. Si su hijo parece estar nervioso, puede ser útil ensayar cómo se enfrenta a la nueva situación.
  • Llévelo a visitar el nuevo colegio o aula antes del primer día de clase. Recuérdele que es probable que haya muchos alumnos que se sientan incómodos el primer día de clase.
  • Los profesores saben que los alumnos están nerviosos y harán un esfuerzo adicional para que todos se sientan lo más cómodos posible. Si su hijo parece estar nervioso, pregúntele qué le preocupa y ayúdele a encontrar formas de dominar la nueva situación.
  • Señale los aspectos positivos del comienzo de la escuela para ayudar a sus hijos a esperar el primer día de clase. Hable de cómo verán a sus viejos amigos y conocerán a otros nuevos, por ejemplo.
  • Busque a otro niño del vecindario con el que pueda ir a la escuela caminando o en el autobús.
  • Si se trata de una escuela nueva para su hijo, asista a las orientaciones disponibles y aproveche la oportunidad de visitar la escuela antes del primer día. Lleve a su hijo a la escuela unos días antes de las clases para que juegue en el patio y se sienta cómodo en el nuevo entorno.
  • Revisa todo lo que necesitas con tiempo en tu tienda de productos escolar y para niños de confianza como Chavalines.
  • Si lo considera necesario, lleve a su hijo (o camine con él) a la escuela y recójalo el primer día. Llegue temprano el primer día para reducir el estrés innecesario.
  • Considere la posibilidad de iniciar el horario de sueño y vigilia de su hijo con una semana de antelación para que el cambio de hora no sea un factor en sus primeros días de clase.
    Seguridad en la mochila
    Escoge una mochila con tirantes anchos y acolchados y una espalda acolchada.
  • Organiza la mochila de tu hijo para que utilice todos sus compartimentos. Empaque los artículos más pesados más cerca del centro de la espalda. La mochila nunca debe pesar más del 10% al 20% del peso corporal de tu hijo. Revise la mochila con su hijo cada semana y elimine los objetos innecesarios para mantenerla ligera.
  • Recuerde a su hijo que debe utilizar siempre las dos correas de los hombros. Colocar la mochila sobre un solo hombro puede forzar los músculos.
  • Ajuste la mochila para que la parte inferior quede a la altura de la cintura de su hijo.
  • Si su escuela lo permite, considere una mochila con ruedas. Este tipo de mochila puede ser una buena opción para los estudiantes que deben llevar una carga pesada. Recuerde que las mochilas rodantes deben subirse por las escaleras, pueden ser difíciles de rodar en la nieve y pueden no caber en algunas taquillas. Y repase la seguridad de las mochilas con su hijo.

Viajes de ida y vuelta al colegio

Repase las normas básicas con su hijo y practique las nuevas rutas o medios de transporte:

Autobús escolar

  • Los niños siempre deben subir y bajar del autobús en lugares que proporcionen un acceso seguro al autobús o al edificio escolar.
  • Recuerde a su hijo que debe esperar a que el autobús se detenga antes de acercarse a él desde la acera.
  • Asegúrese de que su hijo camina por donde pueda ver al conductor del autobús (lo que significa que el conductor también podrá verlos a ellos).
  • Recuérdele a su hijo que mire a ambos lados para comprobar que no viene otro tráfico antes de cruzar la calle, por si acaso alguien no se detiene como es debido. Anime a su hijo a practicar cómo cruzar la calle varias veces antes del primer día de clase.
  • Si el autobús escolar dispone de cinturones de seguridad de regazo y hombro, asegúrese de que su hijo utilice uno en todo momento cuando esté en el autobús. (Si el autobús escolar de su hijo no tiene cinturones de seguridad de regazo/hombro, anime al sistema escolar a comprar o alquilar autobuses con cinturones de regazo/hombro). Consulte la sección «Dónde estamos»: Para más información, consulte la sección «En qué punto estamos». Su hijo no debe moverse en el autobús.
  • Infórmese de la política de la escuela con respecto a la comida en el autobús. Comer en el autobús puede suponer un problema para los alumnos con alergia y también provocar infestaciones de insectos y alimañas en los vehículos.
  • Si su hijo padece una enfermedad crónica que podría provocar una emergencia en el autobús, asegúrese de colaborar con la enfermera del centro o con otro personal sanitario de la escuela para disponer de un plan de emergencia en el autobús. Si es posible, hágalo antes del primer día de clase.

Coche

  • Todos los pasajeros deben llevar el cinturón de seguridad o utilizar una silla de coche o un asiento elevado adecuados a su edad y tamaño.
  • Mantenga a su hijo en un asiento de coche con arnés el mayor tiempo posible y después llévelo en un asiento elevador con cinturón. Su hijo está preparado para un asiento elevador cuando haya alcanzado el peso o la altura máximos permitidos para su asiento, sus hombros estén por encima de las ranuras superiores del arnés o sus orejas hayan llegado a la parte superior del asiento.
  • Su hijo debe viajar en un asiento elevador con cinturón de seguridad hasta que el cinturón de seguridad del vehículo se ajuste correctamente (normalmente cuando el niño alcance aproximadamente 1,80 m de altura y
  • Su hijo debe ir en un asiento elevador con posicionamiento de cinturón hasta que el cinturón de seguridad del vehículo se ajuste correctamente (normalmente cuando el niño alcance una altura de alrededor de 1,5 m y tenga entre 8 y 12 años de edad). Esto significa que su hijo es lo suficientemente alto como para sentarse contra el respaldo del asiento del vehículo con las piernas dobladas por las rodillas y los pies colgando, y que el cinturón de hombro queda en medio del pecho y el hombro, no en el cuello o la garganta; el cinturón de cadera queda bajo y ajustado en los muslos, no en el estómago.
  • Todos los niños menores de 13 años deben viajar en el asiento trasero de los vehículos. Si tiene que llevar a más niños de los que caben en el asiento trasero (cuando comparte el coche, por ejemplo), mueva el asiento del pasajero delantero lo más atrás posible y haga que el niño viaje en un asiento elevado si los cinturones de seguridad no se ajustan correctamente sin él.
  • Recuerde que muchos accidentes se producen mientras los conductores adolescentes noveles van y vienen del colegio. Recuerde a su hijo adolescente que debe llevar puesto el cinturón de seguridad, limitar el número de pasajeros adolescentes y no permitir que coma, beba, mantenga conversaciones por teléfono móvil (incluso cuando utilice dispositivos de manos libres o el altavoz), envíe mensajes de texto o utilice otros dispositivos móviles para evitar la distracción del conductor. Familiarícese con la ley del permiso de conducir graduado de su estado y considere el uso de un acuerdo de conducción entre padres y adolescentes para facilitar el proceso de aprendizaje de la conducción temprana. Consulte aquí un ejemplo de acuerdo de conducción entre padres y adolescentes.
Vuelta al colegio transporte

Bicicleta

  • Practique la ruta en bicicleta hasta el colegio antes del primer día de clase para asegurarse de que su hijo puede manejarla.
  • Lleve siempre el casco de ciclista, por muy corto o largo que sea el trayecto.
  • Circule por la derecha, en el mismo sentido que el tráfico de automóviles y circule por los carriles bici si los hay.
  • Utiliza las señales de mano adecuadas.
  • Respete los semáforos y las señales de stop.
  • Use ropa de colores brillantes para aumentar la visibilidad. La ropa blanca o de color claro y el equipo reflectante son especialmente importantes cuando oscurece.
  • Conoce las «reglas de la carretera».
  • Ir andando al colegio
    Por lo general, los niños están preparados para empezar a ir andando al colegio entre los 9 y los 11 años.
  • Asegúrese de que el camino de su hijo a la escuela es una ruta segura con guardias de cruce adultos bien formados en cada intersección.
  • Identifique a otros niños del vecindario con los que su hijo pueda ir andando al colegio. En los barrios con más tráfico, considere la posibilidad de organizar un «autobús escolar a pie», en el que un adulto acompañe a un grupo de niños del vecindario que vayan a pie al colegio.
  • Sea realista en cuanto a las habilidades de su hijo como peatón. Dado que los niños pequeños son impulsivos y menos precavidos con el tráfico, considere cuidadosamente si su hijo está o no preparado para ir andando al colegio sin la supervisión de un adulto. Si el camino de vuelta a casa requiere cruzar calles más transitadas de lo que su hijo puede hacer con seguridad, pida a un adulto, un amigo mayor o un hermano que le acompañe a casa.
  • Si tus hijos son pequeños o van a un colegio nuevo, camina con ellos o haz que otro adulto les acompañe la primera semana o hasta que estés seguro de que conocen la ruta y pueden hacerlo con seguridad. Si su hijo va a tener que cruzar una calle de camino al colegio, practique con él el cruce seguro de calles antes del inicio de las clases.
  • La ropa de colores brillantes o un dispositivo de visibilidad, como un chaleco o brazalete con reflectores, hará que su hijo sea más visible para los conductores.

Consejos para la vuelta al cole

Post relacionados

Nutrición de la madre lactante.

Nutrición de la madre lactante.

Muchas madres no están seguras de si se les permite comer lo mismo que de costumbre durante la lactancia, en particular, se suele temer que

Vuelta al colegio

Consejos para la vuelta al cole

Antes de que llegue el momento de la vuelta al cole, sigue estos consejos para que tus hijos tengan un año seguro, feliz y productivo.